miércoles, mayo 14, 2008

El hombre que salvó a Boca

En realidad, no fue él solo. Hubo otros muchos que pusieron el hombro en la década del ´80 para sacar a Boca Juniors de la crisis en la que estaba hundido. El más conocido de esos otros sin dudas fue Carlos Heller, el eterno vicepresidente del dirigente al que se dedica este post, que da inicio, además, a una nueva sección, dedicada a directivos de esa época. También fue destacable la labor de Jesús Asiaín
No es intención de este post desmerecer en algo la gestión de Mauricio Macri como máxima autoridad xeneize. Sin dudas existen muchos motivos para criticar a Macri (ya sea dentro o fuera de Boca), pero es innegable que desde que el actual Jefe de Gobierno de la CABA asumió en el club de la ribera, la historia deportiva y económica de Boca dió un cambio histórico.
Parece mentira que ese club que hoy es casi hegemónico, con 4 Libertadores, 2 Copas Intercontinentales y unos cuantos títulos internacionales de menor valor, y 6 títulos locales en la última década, hace un poco más de 20 años haya estado al borde de la desaparición.
Antonio Alegre asumió la presidencia de Boca en enero de 1985, tras ser elegido para ese cargo el año anterior. Cabe resaltar la situación deportiva-institucional que encontraron Alegre y Heller cuando asumieron en Boca. La Bombonera había estado clausurada, pero no por hechos de violencia, sino porque se venía abajo (literalmente), la municipalidad no la habilitaba por peligro de derrumbe.
Todas las semanas se iniciaba algún juicio (sea ejecutivo, ordinario, o pedido de quiebra) contra Boca. Los oficios de embargo se amontonaban de a decenas en los escritorios, y, desde lo deportivo, el cuadro no era mejor. En 1984 Boca había finalizado el Metro que ganó Argentinos Juniors en la 16ª posición, sobre un total de 19 equipos. Muchos comenzaban a mirar la tabla de los promedios, que al comienzo de la temporada 85/86 tenía a Boca empatando el antepenúltimo puesto (sin contar los recién ascendidos), es decir, para que se entienda en Zona de Promoción, claro que en aquella época no había promoción, descendían dos directos y nadie más. Fue la época, además, de las camisetas con los números dibujados con fibra.
Con todo eso se encontró Alegre al asumir. Sus primeros pasos estuvieron dirigidos a ordenar las finanzas del club. En 1984 Boca se presentó en Concurso Preventivo de Acreedores (lo que vulgarmente se llama Convocatoria), cuyo acuerdo homologado debía cumplirse a partir de 1986, es decir por la directiva comandada por Alegre.
Desde lo económico la gestión de Antonio Alegre fue sin dudas exitosa. Si bien no llegó a los niveles de ingresos por la venta del producto Boca que consiguió Macri (cuyos verdaderos números y destino hacen sospechar a muchos xeneizes), al menos consiguió sanear la institución y entregar un club ordenado a su sucesor, en 1995.
El talón de aquiles de la administración Alegre fue la faz deportiva. A partir de 1986, con el Concurso encaminado, Boca intentó rehacer una senda de éxitos deportivos, y dedicó mucho dinero a ello. Llegaron infinidad de jugadores, pero sólo unos pocos tenían verdadero nivel, otros cumplieron y la gran mayoría fracasaron. Debe además señalarse que durante años las únicas apariciones exitosas surgidas de las inferiores boquenses fueron Diego Latorre y Walter Pico, sí, Pico. Y no estoy hablando de 6 meses o un año, probablemente hayan sido las únicas apariciones rescatables en cerca de 10 años.
Boca sumaba jugadores y frustraciones. Durante los 10 años de Alegre-Heller sólo se ganaron la Supercopa ´89, las ignotas Recopa, Master, y Copa de Oro, y el Apertura ´92. Después sólo algún subcampeonato, una liguilla y unos cuantos torneos veraniegos.
Demasiado poco para Boca, pero no es eso lo que quiero rescatar con este post. Como decía al principio, nadie puede negar lo exitosa que ha sido la presidencia de Macri en Boca, pero si Macri pudo hacer todo eso, es porque antes existió un Antonio Alegre. Da bronca cuando se mezclan los tantos, y se dice la época de Alegre era un desastre. No fue un desastre, más allá de lo deportivo. Hoy parece increíble, pero Boca podría haber seguido la suerte de Racing en esa época, y tipos como Heller, y Alegre (a quien además no le recuerdo una sola declaración fuera de lugar) lo evitaron.

31 Comments:

Anonymous alesi said...

Que lindo que era el fútbol sin palcos VIP ni micrófonos en la 12, ni porristas, ni boquitas ni Countdowns.

Alegre,lamentablemente, pagó las consecuencias de un desgaste deportivo en el que "no ganó nada"

4:19 p. m.  
Blogger Walrus™ said...

Que lindo que le recuerdes a algunos que no tienen memoria que ellos estuvieron peor que nosotros...aunque ellos "nos ganaban siempre, papáh" y sólo festejaban Copas de verano...y algunos clásicos. Entre 1979 y el 2000 sólo alcazaron una semifinal (SEMIFINAL) de Libertadores donde perdieropn contra un...chileno. Pero bueno, un día el niño Mauricio encontró a Bianchi y ya sabemos como siguió la historieta.

Este post va a traer cola de puteadas.

No se olviden de Dykstra y Pimpinela Tessone.-

10:30 p. m.  
Anonymous Pablo said...

Muy buen post Pep...
A pesar de mi odio por Boca (?), me parece muy justo que recuerdes a Don Antonio Alegre, un tipo que como bien explicaste tiene mucho que ver en que Boca sea lo que es hoy... más allá de que muchos no quieran o no puedan admitirlo.
Estaría piola que recuerdes a dirigentes de la época; Miele, Santilli, Iso y Juancito (?) De Stéfano, entre otros, merecen su post.

8:57 a. m.  
Blogger Preciado said...

Que bueno para los pibes que son hinchas de "Boquita", y que piensan que la historia del fútbol argentino empieza en 1999.
Un groso Antonio, pero me permito un diferencia respecto de las declaraciones fuera de lugar:
1- Alegre acuñó la famosa frase "En Boca no hay Barras Bravas, son hinchas caracterizados (?)". Luego utilizada por casi todos los dirigentes del fútbol local.
2- Su público apoyo a la Unión Cívica Radical en cuanta campaña política existiese (fue candidato incluso), intentando aprovechar la caja de resonancia que es Boca.

pd: no olvidar a Pablo Abbatángelo (?).

12:31 p. m.  
Anonymous Loncho said...

Soy de los que extrañan la época de Alegre, Heller y compañía. Boca se parecía más a un equipo de fútbol (bueno, malo o mediocre, da igual) y no a un producto que es necesario comercializar por todos los medios y usando todos los recursos.
Buena idea, Pep, de recordar a los dirigentes de la década. No olviden entre los grandes dirigentes ochentosos a Santiago Leyden.

1:13 p. m.  
Anonymous Gino di Dudas said...

Los hinchas de Boca no tenemos por qué avergonzarnos de nada. Recuerdo bien el 1-9 ante el Barcelona por la Copa Joan Gamper como la vuelta olímpica de River en la misma Bombonera. Como olvidar el 1-6 ante San Martín de Tucumán (pensar que ese mismo equipo pudo ganar el título esa temporada, que feo hubiera quedado un registro de campeón con ese partido).
Al que dijo que Boca había quedado eliminado ante un chileno en Copa Libertadores, le recuerdo que a River lo eliminaron todos y en diferentes épocas: ecuatorianos (1990), venezolanos (2007), mexicanos (2001).
Pese a los resultados, cabe el homenaje a Antonio Alegre y Carlos Heller, dos dirigentes de fuste que hoy muchos ya quisieran tener. Si bien no sea para ganar, para que el equipo no se vuelva un cabaret.

2:49 p. m.  
Blogger Enrique said...

Alguien dijo que Boca, en esa época era un equipo de fútbol y hoy es un producto.
A él le recuerdo, que si es un producto, es porque todo, en el actual y lamentable sistema económico, social y cultural, es un producto. El mundo de hoy es una gran feria en donde todo se transa, y Boca (y todos los demás equipos) no son más que parte de eso.

5:41 p. m.  
Blogger Walrus™ said...

Bueno, pero Boca es Boca (?) y es el Recontra Rey Indiscutido de Copas de Todos Los Tiempos del Mundo y Alrededores, no puede quedar afuera con un equipo de Chile Papáh!

3:52 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Como ya se ha homenajeado a varios de sus integrantes en este Blog, no creo que Boca tuviera un mal equipo. No me explico la magra cosecha de títulos en esa época.

El Boca del Chino Benitez por ejemplo, no tenia muchas figuras (las que había veteranos como el Guille, Cascini, y el Chelo) e hizo mas que algunos equipos de Boca en los ochenta.

4:00 p. m.  
Blogger chenzo said...

es verdad que hubo pocos logros deportivos, esa epoca la recuerdo por quemar numeros nueve tipo Perazzo, el coya, Aldape etc
se gano un liguilla heroica ( la de los goles del Tuta que recordamoa hace poco) y otra a Independiente.
Tuvo en la epoca del maestro su pico de gloria con un campeonato y una campaña grossa en el 91 que merecio la coronacion. Le falto muñeca para no dejarse llevar los jugadores en la final con Ñuls...
la copa se pudo haber ganado si no fuese por ese dia fatidico con Colo Colo (con perros incluidos)
De todas maneras le estoy agradecido a El y a Heller.
Si no hubiese sido por ellos el futuro era realmente incierto

8:50 p. m.  
Blogger CALIGULA said...

Pero que buen campeonato se llevó Boca en el 92 con Beto Márcico importado de Toulousse.

Buen post.
Saludos.

10:23 p. m.  
Anonymous martin said...

Boca podria haber seguido la suerte de Racing, como vos decis, pero en lugar de un Otero o un Lalin, le tocaron Alegre y Heller, por suerte.
En mi opinion es algo que tambien hace a la grandeza de Boca, haber podido renacer como lo hizo.

1:29 p. m.  
Blogger Walrus™ said...

El beto volvió en el Apertura '91, el mismo campeonato que volvió Ramón Díaz. El Pelado fué goleador y Márcico hizo sólo un gol aquél torneo.
Boca tenía mejor equipo en el '91 que en el '92. El tridente Latower-Batistuta-Murciélago era en mi opinión mejor que Márcico-Cabañas-Martínez. Al menos Manteca no había explotado en ese '92 como lo haría después, siendo uno de los grandes goleadores de la década. Pero fueron dos equipos parecidos, el del 91 más arrollador quizás. Ni hablar que hoy es final no se jugaría mientras hay una Copa América. Pero bueno, a Newell's se le fueron Gamboa y Franco, dos jugadores fundamentales. Nombre por nombre, creo Newell's era más. Martino, Llop, Saldaña, Berizzo, Zamora...y en Boca, Apud, Hrabina, Moya, Pico...

2:03 p. m.  
Anonymous Martín Menditto said...

warlus boca era navarro montoya, giunta, villarreal, graciani, latorre, batistuta, pico,soñora, simon marchesini, un equipazo que por la falta de muñeca de alegre no gano ese campeonato del 91, con todos los jugadores boca lo pasaba por arriba a newells, que tenia un tecnicazo como Bielsa y toda una camada que venia surgiendo (saldaña, gamboa, pochettino, berizzo, franco, domizzi) junto a veteranos campeones en el 87 (liop, martino, scoponi).

1:47 a. m.  
Anonymous Perplatado said...

Hay algunas declaraciones fuera de lugar, por ejemplo cuando salía de un juzgado donde había declarado acerca de ese asunto le preguntaron por qué le daba plata a las barras bravas. Contestó "porque se me cantó en el quinto forro de las pelotas".

Alegre y Heller recuperaron al club y resolvieron sus dificultades económicas. Ya para 1992 estaba bien el tema (por esa época vendieron la Ciudad Deportiva) y Boca se daba lujos como comprar al Beto Márcico en cerca de un millón de dólares y a Saturno en 400.000 (estamos hablando del mercado futbolístico de 1992, es mucha plata).

El asunto es que el último mandato, 1993-1995 (ganó las elecciones el día que Boca perdió 3-2 con Español por el Apertura '92), mostró que el ciclo ya había entrado en decadencia. Con el tema económico resuelto las apuestas deportivas no fueron felices: Menotti, Habbeger, el equipo del '95 con Maradona y Caniggia que perdió el campeonato con 6 puntos de ventaja, Tréllez, etc. Eso explica que haya ganado Macri contra una dirigencia cuyo balance es bueno pero a fines de 1995 era inferior al de tres años antes. Macri en años anteriores había elogiado a la gestión de Alegre y Heller, pero en la campaña del '95 hablaba de cosas como "poner a Boca entre los 5 clubes más importantes del mundo". No sé si esto se logró literalmente (hay muchas maneras de medirlo), pero no hay dudas de que Boca sí se convirtió en el número 1 de América. Y, tal como dice el post, no se habría podido lograr sin recibir un club económicamente sano.

7:06 a. m.  
Blogger Walrus™ said...

Hrabina era más que Berizzo? Soñora era más que saldaña?
Marchesisni más que Pochettino?
Giunta más que Llop?
Villareal más que Martino?
Graciani más que Zamora?
Moya más que Gamboa?
Tengo que seguir?
Los únicos fuera de serie de ese '91 en Boca eran el Mono Mufa (que sostuvo partidos prácticamente sólo, como el de Mandiyú), Latorre y Batistuta.
En los otros 8 (ocho) puestos, nombre por nombre Newell's era más.

3:55 p. m.  
Blogger Walrus™ said...

Y lo demostró al año siguiente, llegando a la final de la Libertadores, final a la que no pudo llegar Boca en el '91.

Ah, Pico/Apud más que Franco? :rolleyes:

3:57 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

No me jodas.

Un equipo no es más fuerte que otro nombre por nombre, ¿de dónde sacaste eso? Los jugadores que Boca no tenía en esa final eran los que habían hecho casi todos los goles del torneo que ganó invicto, de ahí viene que a Boca le doliera más que a Newell's perderlos, por más que Gamboa y Franco fueran importantes.

Capaz que Newell's ganaba igual con todos los titulares, el tema es que si fuera como vos decís, nombre por nombre, el equipo de Bielsa tendría que haber ganado antes de llegar a los penales.

Lo mismo vale para comparar dos Libertadores de años distintos. Son rivales diferentes y momentos diferentes de cada equipo. Newell's necesitó como 26 penales para llegar a la final en el '92, así que el factor suerte claramente jugó.

Y Márcico fue a Boca en el Clausura '92 (y varias fechas después de empezado), no en el Apertura '91.

3:39 a. m.  
Blogger grimi said...

Muy buen post otra vez.
Yo creo que la gestión deportiva fue mala, por varios motivos, además de por lo que dijo Pep. Hubo equipos buenos y muy buenos, pero nunca fue el mejor y coincidió con otros grandes equipos, especialmente Newell´s, el arranque del Velez de los 90, River y en menor medida el Rojo. Es decir, nunca hubo supremacía de Boca, aunque en ciertos momentos intentó pelearles de igual a igual. El resto del tiempo fue menos que esos equipos. Además Boca tuvo mucha mala suerte.

Sobre el Boca del 91: Creo que la comparación nombre por nombre no va como dijo alguien por ahí. El Boca de Bianchi, nombre por nombre, era menos que muchos equipos (de acá y de afuera). Pero ganó todo. Aparte la comparación hecha 20 años después y conociendo las carreras que después tuvieron los jugadores es injusta. Los pibes de Newell´s eran muy buenos, pero eran muy pibes también. Y en Boca habían jugadores muy buenos y la columna vertebral del equipo estaba pasando por un momento mágico, diría el Bamba. Creo que Boca sufrió más que Newell´s esas pérdidas. Latorre y Batistuta eran decisivos, y de hecho fue gol lo que le faltó a Boca en esas finales. Defensivamente el equipo estaba muy bien.

Acerca de Boca – Producto: Creo que es al pedo que sigamos lamentando y llorando porque todo tiempo pasado fue mejor. A mí también me gustaría que fútbol vuelva a ser lo que era en esos años. Pero el fútbol es lo que es. Y Boca / Macri fue el que mejor entendió eso en Argentina. Así consolidó una hegemonía que si en Argentina existiesen los torneos largos se habría traducido en un dominio casi absoluto. El proceso de privatización y la administración tipo empresariales en el fútbol no tienen vuelta atrás me parece. Al menos como están dadas las cosas ahora. Si el fútbol es un negocio, es lógico que se lo administre como tal. Por eso creo que va siendo hora de separar al club deportivo de barrio del fútbol profesional, porque son dos cosas diferentes (y de que los que consumimos fútbol lo asumamos). Ojo, ni ahí banco a Macri. Si es un empresario, que lo sea, y honesto (si ya sé… pido poco). Una cosa es gestionar una empresa o una marca (y Boca lo es) y otra gobernar una sociedad.

10:18 p. m.  
Anonymous Ignacio de Houston said...

Veo que muchos inchas de Boca son muy objetivos en sus palabras.
Boca producto es muy grande pero nada comparado con los gigantes Europeos. Vivi por 8 años en Inglaterra (1998-2006) y tuve una experiencia directa de los que realmente es un "Equipo/Producto" (Man Utd., Chelsea, Arsenal, etc). No se imaginarian nunca lo que son, GIGANTES
Como alguien decia por ahi, Macri fue el unico que entendio esto en el ambito local y por ende logro la supremacia a nivel local/America (ni ahi se puede comparar con Real Madrid, Milan, Barca, Chelsea o Man UTD mas alla de las Libertadores ganadas). Soy del rojo y realmente admiro lo que logro Macri a nivel deportivo gracias a su habilidad con los negocios.
Como alguien decia por ahi, yo me quedo con aquellos equipazos ochentosos (Ind '83, River '86 Arg Jnrs '84, Ferro 82-84, Boca '81 Juventus '85, Liverpool '84, Napoli '87, Milan '88) antes que con lo que hay ahora pero el futbol cambió y por eso admiro lo que Boca ha logrado en los ultimos años gracias a un brillante gerenciamiento.
Una pregunta, Quien hizo el gol de Boca en aquella final con NOB en la Boca? Fue la "Vieja" Reynoso?

4:57 p. m.  
Blogger chenzo said...

si fue la vieja el del gol
jugo el impresentable de Gaucho
Reinoso cumplio

muy bueno tu comentario 100 % de acuerdo

quiza Mauricio deje bastante que desear como tipo pero en lo que fue su administracion no haymucho para reprochar
abrazo

7:42 p. m.  
Blogger Davor said...

Heller es un capo.
Aguante el Credicop (?)

9:58 a. m.  
Blogger <[|.-€L €z€-.|]-[|nº12|]> said...

Periodista(?). Muy buen trabajo.

Saludos

7:08 p. m.  
Blogger Wra5 said...

Bueno recordar esto de gente que hizo mucho por Bocs

7:33 p. m.  
Blogger rod said...

la gestion de alegre- heller recuperó a boca del abismo y le dió 5 títulos oficiales al club, entre ellos 4 copas (super, recopa, Master y Sud de oro) que sumaron estrellas que Macri aprovechó en su favor

8:06 p. m.  
Anonymous patricio said...

muy buen post pep,como siempre,muy objetivo y respètuoso a pesar de que estemos en la vereda de enfrente.y al mogolico de warlus,que siempre vive chicaneando y se nota que vive de boca porque en todos los posts habla de boca el pendejo boca sucia.y quedate tranki watrlus,que yo vivi muy bien sus 18 años de "gloria" y tambien el receso entre el equipo de labruna y el bamba,antes de que el"millo" gana los campeonatos bancados por carlos saul.chau bobo

7:54 p. m.  
Blogger El Mariscal Pomelo said...

Che, que alegría ver que hay hinchas de Boca e Hinchas del Futbol y no del espectaculo, ni el "producto" futbol. Que lindo es saber que aún hay gente que se da cuenta que lo de Macri es una gestión perversa y que, sin ánimos de ser tremendista, puede tener un final peor que el de los numeros pintados y los vinos maravilla.
Felicitaciones por el post.

5:01 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

asa

9:08 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Estoy haciendo una pequeña investigacion personal sobre la gestión Heller en Boca. Noto que se nombra indistintamente a Alegre y a Heller. Don Antonio ALegre no puso toda su empresa en Boca y terminó quebrado? Mientras Heller no terminó "dueño" de un banco (soy contador, se que una cooperativa no tiene dueños individuales, pero...)Alguien por ahí escribió " viva Heller, viva el Credicoop" o algo así. Desmerece toda opinión sobre el tema?
Gracias por la información objetiva que puedan darme
Hugo

9:12 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Los riverplatenses (para no ofender con "las gallinas") chicanean en modo de ofensa a la grandísima historia de Boca, con que el Xeneize es lo que es a partir de 1998. Todos los grandes tuvieron sus ciclos positivos y negativos. Yo, que he pasado los 30 y como buen Bostero que soy, recuerdo con alegría los largos años negros que vivió river, pero sería injusto decir que los de Nuñez "revivieron" a partir de la década del '80.
Muy bueno el posteo. Es lindo que se reconozca la gestión Alegre-Heller.

12:33 a. m.  
Anonymous Victor_JDOR12 said...

Walrus no entendes nada.. anda a a jugar al GTA.. Quede afuera con Colo - Colo, tenga 3 Libertadores en vez de 6, o no salga campeón por 11 años, es fue y seguirá siendo el mas grande de Argentina.. de eso no hay dudas.. los titulos no te dan grandeza, son solo un complemento.. BOCA ES GRANDE DESDE SU NACIMIENTO Y EL MAS POPULAR HACE 107 AÑOS.. y en esos años 80 donde no salia una, fue el que mas entradas vendió.. ¿Somos grandes por tener 6 libertadores?? *** BOCA, UN AMOR INCONDICIONAL, AYER HOY Y SIEMPRE - JUGADOR Nº12 ***

5:14 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home